Saltear al contenido principal
Par Biomagnético Psicoemocional

Par Biomagnético Psicoemocional

El Biomagnetismo Médico o Par Biomagnético (PBM) es una técnica, que usa pares de imanes colocados en diferentes partes concretas del cuerpo, de esta manera se modifica su PH y elimina virus, bacterias, hongos y diferentes tipos de parásitos, ayudando al cuerpo a recobrar su salud de forma natural y rápida. Esta terapia puede tratar una amplia gama de enfermedades con éxito, entre las que cuenta, enfermedades nerviosas, respiratorias, cardiovasculares, sanguíneas, dermatológicas, circularías, tumorales, articulares, neuromusculares y un largo etc. Esta es una terapia muy sencilla que nos permite trabajar con potentes pero inofensivos imanes de diferentes formas con resultados asombrosos. Es también un proceso externo que no puede destruir tejidos, ni facilitar contagios, ni dejar residuos químicos, sin indeseables efectos secundarios ni daños.

El Par Psicoemocional es parte del Protocolo de Par Biomagnético que detecta emociones dentro del cuerpo y del subconsciente y los libera más tarde aplicando los imanes. Cuando los imanes son colocados en el lado correcto dentro del correspondiente par, extraen literalmente las emociones almacenadas en esas áreas, y podemos sentir sensaciones de ligereza o vacío. Es como si fuéramos tratados con un intenso masaje. Usando técnicas de kinesiología podemos detectar que pares psicoemocionales se encuentran desajustados para luego colocar el polo negativo y el positivo en las partes de cuerpo conectadas y así desbloquear las emociones que se encuentran atrapadas. Esta técnica no tiene efectos secundarios más bien una sensación de relajación que nos hace sentir paz y bienestar.

¿Como funciona el Par Biomagnético Psicoemocional?

Se trata de una forma de biomagnetismo aplicado a las emociones y se basa en el principio de que cada emoción se expresa como un desequilibrio biomagnético que cambia la microelectricidad del organismo, de forma que una emoción ocasionará una alteración física también que se manifestará en determinados órganos, glándulas, tejidos y sistemas causando problemas de salud más o menos graves, debilitando el sistema inmunológico y dejando nuestro organismo más sensible a la enfermedad o ciertas dolencias. Al tratar estas emociones atrapadas, una vez detectadas su localización, pueden ser liberadas brindando al paciente la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

Está técnica, el par psicoemocional nos da la posibilidad de restablecer nuestro equilibrio bioenergético al incidir sobre el flujo de energía y disolver bloqueos vibracionales que provocan las emociones negativas. Además, practicada con regularidad, nos previene de muchas dolencias futuras pues trata los niveles de estrés psicofísicos evitando que se acumulen y que éstos puedan activar predisposiciones a contraer una larga lista de enfermedades.

La ansiedad, depresión y estrés, como estados emocionales, y las emociones que se acumulan tras esos estados tales como la angustia, ira, frustración y miedo; los períodos de dolor, baja autoestima y confianza, u otras emociones entre otras, pueden crear una gran variedad de problemas de salud al quedar atrapadas dentro de cada persona.

Volver arriba
Buscar