Saltear al contenido principal
Masaje Con Ventosa Magnéticas

Masaje con Ventosa magnéticas

La aplicación de la ventosa es conocida desde muy antiguo, y se ha practicado incluso en medicina moderna, con su aplicación se obtienen resultados muy distintos si se aplican correctamente, esto es, haciéndolo sobre las teorías de meridianos y puntos de acupuntura.

El médico en Oriente, tenía tradicionalmente en el jardín de su casa plantado bambú, planta autóctona e esos países, la cual era cortada delante del paciente cuando la necesitaba para los tratamientos, se pela la corteza y se tuesta un poco al fuego.

Por ello se pensaba que esa planta de la casa del médico, tenía propiedades al encontrar mejoría cuando se les aplicaba la ventosa de bambú.
Lo cierto es que era la misma planta que la de cualquier otro lugar, pero bien utilizada en una practica médica.

Magnéticas: La línea magnética creada por el extremo polarizado de la ventosa penetra profundamente, alcanzando capas musculares que se resisten a otros tratamientos. Se garantiza alivio inmediato del dolor crónico y una limpieza de los conductos linfáticos por aplicaciones sucesivas.

Pueden aplicarse en puntos de acupuntura así cómo en las inserciones musculares, en las articulaciones y en zonas de contractura.
Sus efectos son inmediatos y pueden utilizarse en lumbalgias, cervicobranquialgias, asma, dolor localizado de larga evolución y mucho más.
Más tarde aparecieron las de cerámica y cristal, hasta las más conocidas que son las de aspiración con bomba de succión, de plástico que son las que yo utilizo antes de dar un masaje.

Indicaciones y efectos principales:

  • Sedación
  • Mueve la sangre y la hace circular.
  • Ayuda en la pérdida de peso.
  • Saca la sangre mala, muerta y que no circula, sangre estancada.
  • Antiestrés.Estimula la zona, órgano y activa los puntos meridianos.
  • Efecto analgésico, tratamiento del dolor.
  • Sirve como diagnóstico y tratamiento.
  • Aumenta las defensas. Eleva la cantidad de elementos en sangre.
  • Desintoxicación.

Contra-indicaciones:

No se debe aplicar ventosas en pacientes con fiebre alta, convulsiones, espasmos, úlceras, pacientes alérgicos o con fracturas. Con mucho cuidado en mujeres embarazadas.

Aplicación:

Hay tres puntos a tener en cuenta al aplicar las ventosas: Hay casos en que las ventosas deben permanecer sólo cinco minutos en el punto elegido. Para quitarlas, hay que presionar con la mano la piel el borde e la boca de la ventosa. Nunca se debe sacar con la fuerza, pues la piel resultaría afectada.
Por último, hay otra manera, primero se unta la piel con aceite y lugo se pone la ventosa y se desplaza de un lado a otro hasta que la piel se ponga roja o notes que se va calentando.
Esta última opción me gusta mucho porque es muy agradable para el paciente y a la vez es un masaje bastante profundo. El desplazamiento de la ventosa con aceite hay que realizarlo muy despacio para no hacer daño, pero sus resultados son muy buenos.

Volver arriba
Buscar