Saltear al contenido principal
Manopuntura: La Salud En Tus Manos

Manopuntura: la salud en tus manos

 

La Manopuntura fue el inicio de un sistema de medicina alternativa que tuvo lugar en Corea y se difundió en 50 países. Comenzando en Japón, en 1978, hoy en día son ya 16 países de Asia, Europa y América los que disponen de centros para enseñar dichas técnicas. Concretamente, Corea dispone de 190 centros, con más de tres millones de personas que han seguido el tratamiento. Ahora el Instituto de Reflexología Facial/Podal Internacional la importa a España como terapia para ser enseñada.

Para practicar la Manopuntura es necesario poseer profundos conocimientos de la filosofía y teoría de la medicina oriental. El aprendizaje de este nuevo curso a distancia ofrece dos niveles diferentes: el primero, la introducción a la Manopuntura, y un segundo nivel donde se desarrolla el diagnóstico y tratamiento, según los conceptos de medicina oriental.
El aprendizaje de la estimulación con Manopuntura es muy simple y tiene los mismos alcances que la acupuntura tradicional china. Se puede utilizar como única terapia o como complemento de la tradicional, aumentando la potencia del efecto.

El método de tratamiento consiste en la utilización de un microsistema de zonas y puntos de correspondencia a micromeridianos de acupuntura, situados en las manos, y que se pueden estimular con una gran variedad de métodos: agujas, ventosas, imanes, electricidad, o con presión manual para conseguir el efecto deseado.
De esta forma, la Manopuntura se basa en dar un estímulo sobre zonas y puntos en las manos y se practica con el fin de promover la capacidad curativa en cada persona utilizando una sencilla estimulación. Este tipo de estímulo ofrece numerosos beneficios: actúa sobre el sistema nervioso y el endocrino, mejora la circulación, alivia el dolor, el estrés y el cansancio; mejora las contracturas musculares, enfermedades psicosomáticas como asma, úlcera, alergias, etc. Además, mejora la vitalidad y estimula el sistema inmunitario.

Una parte del diagnóstico trata sobre un examen visual de las manos. La observación de los dedos indica qué órgano está con debilidad o exceso. Se observa el color y los diferentes tipos de manchas. Así por ejemplo, las manchas rojas indican una disfunción del órgano correspondiente a la zona. Los capilares azules son signo de insuficiencia de la función estomacal. Un eccema indica problemas hepáticos. El eccema blanco, insuficiencia respiratoria. Las verrugas, según el sitio, significan una enfermedad en un órgano.

También se analiza cómo es la masa muscular y la temperatura de las manos. Estos signos indican diferentes tipos de problemas. Por otro lado, se analiza también el color y signos de las uñas. Por ejemplo, las uñas cortas y planas significan disfunción cardiaca; largas con lúnula blanca significan un estado de taquicardia crónica. Largas e hinchadas, tuberculosis. Planas y laminadas, signos de asma crónica. En forma tubular, signo de enfermedades oncológicas. Curva hacia adentro es signo de alcoholismo.

Con los datos del diagnostico visual, junto con el diagnóstico a través del tacto, es posible organizar un tratamiento individual de cada paciente. Según el concepto de medicina oriental, la salud y bienestar del paciente dependen de una visión global de su estado y con la Manopuntura es posible influir en el equilibrio en su totalidad y, además, tratar problemas particulares. Esta técnica es de gran utilidad en casos de urgencias, ya que permite una acción rápida y es eficaz en caso de shock, convulsiones, infartos, hipotensión, hipertensión, colitis, etc.

Efectos básicos de la Manopuntura

Sus efectos son la mejora de la circulación sanguínea y el metabolismo; efecto analgésico, alivio de las tensiones musculares; relaja el cuerpo y la mente; evita los espasmos intestinales y corrige el estreñimiento. Estimula el sistema inmunitario. Neutraliza la acidosis tisular. Actúa sobre el aspecto psicosomático de las enfermedades.

Otras ventajas de la Manopuntura

No es necesario desnudarse ni estar tumbado en una camilla. Se pueden tratar los puntos reflejos en la mano, que en el cuerpo son muy dolorosos. La Manopuntura es útil para el paciente que quiera acercarse a una terapéutica natural utilizando métodos simples. En el Instituto de Reflexología Facial y Podal se ha utilizado la Manopuntura a nivel internacional desde 1993 con mucho éxito, estimulado manualmente o con imanes y combinando con Reflexología Facial y Podal.
Especialmente en el paciente que llega al consultorio con mucho dolor (por ejemplo con dolores musculares, articulares o dolores abdominales, menstruales, de cabeza y otros), la utilidad de la Manopuntura es muy eficaz.

Por otro lado, la Manopuntura puede aliviar los trastornos de la menopausia. El problema más importante de la menopausia es el desequilibrio hormonal. Con la Manopuntura es posible estimular y activar el sistema endocrino, de manera que produzca más cantidad de hormonas. De esta manera, el paciente puede liberarse o evitar el uso de hormonas sintéticas.

También es posible estimular aquellos puntos muy puntuales que influyen en todo el sistema endocrino y así, de forma natural, estimular la función de la Hipófisis y el Hipotálamo. Estas glándulas activan los ovarios, adrenales, testículos, tiroides y páncreas, estimulando las glándulas para producir la cantidad normal de hormonas. Concretamente, la Manopuntura puede aliviar los efectos de la premenopausia, durante la menopausia y la posmenopausia.

Finalmente, en los tratamientos de los niños, cabe mencionar que la Manopuntura tiene gran importancia. Es una manera de acercarse a un niño de una forma muy suave y cuidadosa, sin causar miedo. Poco a poco, el niño tomará confianza en un tratamiento terapéutico y en la terapeuta. A los niños se les trata frecuentemente problemas como la neurosis o relacionados con los sueños, la alergia, epilepsia, espasmos e hiperactividad.

Fuente: beautymarket
Volver arriba
Buscar