Saltear al contenido principal
CERVICALGIAS, DOLOR EN EL CUELLO Y NUCA

CERVICALGIAS, DOLOR EN EL CUELLO Y NUCA

¿Qué es la Cervicalgia?
Cervicalgia significa “dolor en la zona cervical de la columna”, es un término descriptivo para referirse a dolor de cuello. Prácticamente todas las personas adultas sufren en algún momento de su vida de algún episodio cervicalgias, un dolor que habitualmente se presenta en la cara posterior (nuca) o en las laterales de cuello.
El dolor de cuello (cervicalgia) puede producirse por diversas causas. Las causas más frecuentes son: Tensión nerviosa (stress), traumatismos directos en el cuello e incluso accidentes caseros que ocasionan el sobre estiramiento de la zona cervical. Muchas veces la cervicalgia se acompaña de dolor en los hombros y la espalda o sensación de hormigueo y adormecimiento en las manos. En casos un poco más severos el dolor incluso puede irradiarse en los brazos y las manos.
La cervicalgia agravada puede ser motivada por hernias de los discos vertebrales, que acarrean muchas veces un dolor insoportable.

¿Qué hacer frente a una cervicalgia?
Depende de la gravedad de la situación. Las cervicalgias comunes y corrientes ceden por lo general con un masaje al cuello o bien aplicando una bolsa de agua caliente en la zona del dolor, En casos más severos es necesario recurrir a la toma de antiinflamatorios, reposo o incluso la visita al médico.

Tratamiento con medicina manual (Quiropraxia, osteopatía).
El Tratamiento con Quiropraxia, osteopatía es fundamental en muchos de los casos, pues a través de estas técnicas terapéuticas, se logra aliviar el dolor y la movilidad perdida de la articulación; ya que a través de estos métodos se liberan las contracturas musculares y tendinosas.
Habitualmente los tratamientos son indoloros, y a veces con resultados espectaculares por la rapidez de la mejoría; sin embargo lo habitual es que se necesite de varias sesiones en donde el paciente se restablece paulatinamente. Las sesiones por lo general se realizan una o dos veces por semana.
La Fisioterapia es una ayuda importante en el tratamiento de las cervicalgias. Las corrientes medicinales, el ultrasonido, el uso del láser benefician mucho al paciente. No hay que dejar de mencionar la gran ayuda que ofrecen otras técnicas terapéuticas como la Acupuntura en la oreja; la homeopatía y la terapia Neural.

Volver arriba
Buscar