Saltear al contenido principal
6 Claves Para Vivir Sin Estrés

6 claves para vivir sin estrés

El estrés es un estado alterado del equilibrio emocional, de tensión psíquica que puede afectar todos los niveles del ser (físico, afectivo, cognitivo, conductual), y en la mayoría de las veces, la tensión es generada por nuestras actitudes mentales. Entonces, ¿cómo se controla el estrés?

El término de estrés fue utilizado por primera vez en 1936 para indicar las dificultades de adaptación de un organismo ante estímulos que interrumpen su ritmo biológico.

El estrés es una reacción de alarma que se expresa con cambios biológicos y de comportamiento y se agudiza cuando la estimulación persiste a lo largo del tiempo. Por ello, es importante que aprendas a controlarlo antes de que se convierta en un problema mayor.

¡Relájate y disfruta de la vida?

Para que tengas una mayor calidad de vida y prevengas enfermedades ocasionadas por estrés, sólo debes seguir las siguientes recomendaciones:

1.- Organízate: Haz una lista de prioridades y organiza tu tiempo para cumplirlas. Deja que tu vida fluya sin que pretendas controlar todo al mismo tiempo.

2.- Distracciones: Disfruta de algunos pasatiempos, son una forma muy eficaz de dejar de pensar en nuestras preocupaciones.

3.- Socializa: Al relacionarte con personas de entornos diferentes que tengan una influencia relajante te ayudará a reducir tu nivel de ansiedad y estrés.

4.- Actúa naturalmente: Haz actividades creativas, solidarias o de contacto con la naturaleza.

5.- Actívate: Tal vez parezca redundante, pero al realizar alguna actividad física se reducirán tus niveles de estrés, ya que el ejercicio genera endorfinas, neurotransmisores del bienestar natural.

6.- Eleva tu espíritu: Desarrolla tu receptividad hacia las cuestiones más trascendentes.

Recuerda que todas las personas reaccionan diferente ante las situaciones de estrés, es decir, unos se dejan llevar por los nervios y otros se bloquean o se desmoronan. De ti depende superar la ansiedad y llevar una vida relajante. Y tú, ¿cómo manejas el estrés?

Volver arriba
Buscar